3. SUBSISTEMA
MEDIO NATURAL


Flora y Fauna Autóctona:

El Área Metropolitana de Buenos Aires, como toda área urbana densamente poblada, presenta características que dificultan el análisis del medio natural, ya que en ella prácticamente todo es obra del hombre. Como resultado de su acción se han borrado las condiciones originarias. Si factores como el clima y el relieve, modificados o encubiertos, perviven en la ciudad, no ocurre lo mismo con la flora y fauna autóctonas. De ellas, dentro del ámbito urbano, puede afirmarse que nada ha quedado.

Los vacunos y los cerdos, lo mismo que los ovinos y las liebres, que alguna vez poblaron el espacio urbano, son al igual que la vegetación que cubre parques y plazas, también especies alóctonas. Algunos estudios basados en el conocimiento de las especies del área y los pocos relictos que se conservan como la selva marginal de Punta Lara, la quinta de Pueyrredón y el Talar de Pacheco, permiten reconstruir el paisaje original ya inexistente.

Se puede afirmar que el área alta se hallaba, antes de la intervención del europeo, cubierta de pastos duros, flechillas y stipas (paja brava) de hasta un metro de altura, y de especies como el abrojo y el garabato. En las áreas mejor drenadas aparecían los llamados "talares", montecitos dispersos de talas, algarrobos, espinillos, coronillas, chañares y hasta algunos ombúes. A orillas del Riachuelo era posible encontrar las cortaderas, el sauce colorado, el sarandí negro y los ceibos.

No sólo el tapiz vegetal ha sido totalmente reemplazado; las especies animales que dominaban el sitio también han desaparecido tales como pumas, jaguares, zorros, vizcachas y cuises. Algún hornero ha sabido superar la acción del hombre y puede llegar a encontrarse algún nido en las cornisas.


Geomorfología

Clima

Hidrografía

Flora y Fauna Autóctona