El Agua, Contaminación y Calidad

En los últimos años se han realizado esfuerzos con el fin de incrementar en las poblaciones ribereñas la cobertura de los sistemas de agua potable y alcantarillado. De igual manera se han puesto en funcionamiento 16 plantas de tratamiento, instaladas en diferentes localidades de las márgenes del lago. A pesar de estos esfuerzos, no se ha logrado cumplir completamente con  la demanda para disminuir los problemas de calidad del agua.

La falta de planeación en el desarrollo urbano y la demanda de servicios en el área de la cuenca directa, han causado que los patrones de ubicación y la calidad de las descargas sea inadecuada. Una acción correctiva es el estudio e identificación de los puntos de descarga, con el objetivo de integrarlos a las redes de drenaje y establecer un control de calidad.
El inadecuado uso de agroquímicos en las áreas de cultivo constituye un problema grave en la cuenca directa de Chapala. Los agroquímicos utilizados, fertilizantes, herbicidas, plaguicidas, fungicidas y otros, no son empleados sobre la base de educación ambiental y se incorporan al suelo indiscriminadamente. Esta exposición diaria y la combinación con el agua de riego, hacen que se infiltren en el agua subtérranea, y posteriormente lleguen al lago, deteriorando la calidad del agua. También las aguas pluviales y el aumento del nivel del agua transportan sólidos en los que se encuentran estos compuestos y sus derivados.
Usualmente los agroquímicos son organoclorados, organofosforados, difenilos policlorados e incluso compuestos organometálicos (plomo- mercurio), que al incorporarse al lago y por su alta toxicidad, resultan  de gran peligro para la vida del mismo.